He podido probar durante un periodo largo, una de las televisiones de Xiaomi, en concreto el modelo de 55 pulgadas. Xiaomi tiene ahora mismo en el mercado 4 modelos que van desde las 32 a las 65 pulgadas, entre medio, una de 43 y esta de 55 pulgadas.

En concreto este modelo se llama, Mi LED TV 4S 55″. Empezaremos por su diseño, pero antes comentar que en la caja nos encontramos con la televisión, el mando a distancia, el manual de usuario y las patas para su colocación.

Diseño

Esta televisión de Xiaomi, tiene un aspecto bastante elegante, unos marcos muy finos en sus laterales y parte superior y algo mas ancho, pero no mucho, en la parte inferior, donde va puesta la marca MI.

El grosor de la tele no es grande, salvo la parte central trasera, donde lleva las conexiones y los agujeros para su colocación en la pared.

Las patas inferiores tienen una separación de 1 metro, con lo que deberás tener en cuenta la mesa donde la vayas a poner, ya que puede que se te queden por fuera de ella, algo que no pasa con las peanas centrales.

La distancia a las conexiones es muy grande si queremos colgarla y luego conectar algo, recomiendo colocar los cables con anterioridad y en el caso de los USB, instalarle alargadores.

Especificaciones

  • Pantalla 55 pulgadas.
    • Resolución: 3840 x 2160
    • Ángulo de visión: 178°
    • Frecuencia de actualización: 60 Hz
    • HDR
    • Brillo: 330 nits
  • Altavoces: 2 × 10 W, 6 ohmios
  • Puertos y conectividad
    • 3 x USB 2.0
    • Satélite
    • Antena
    • 3 x HDMI
    • AV
    • Red ethernet
    • Bluetooth 4.2
    • WiFi 2.4 GHz / 5 GHz
  • Dimensiones: 123,16 x 71,08
  • Peso: 12,45 kilogramos sin base
  • Sistema operativo: Android 9.0
  • Procesador y memoria
    • CPU MediaTek MSD6886 4 núcleos ARM Cortex-A53 1,5 GHz
    • GPU Mali 470 MP3
    • Almacenamiento: 8 GB
    • RAM: 2 GB

El panel LCD IPS de este televisor ha sido fabricado por LG Display, con una resolución 4K UHD de 3.840 x 2.160 puntos y una profundidad de color de 10 bits.

Conexiones

Como ya he dicho, están algo alejadas del borde y contamos con,

  • 3 HDMI, el central ARC y el superior 4k a 60 fps
  • 3 USB 2.0
  • La entrada de antena común y satélite
  • Ethernet
  • Salida óptica
  • Entrada de componentes completa, algo que agradecerán los que todavía usen algún aparato, ya con ciertos añitos

Los HDMI están en el lateral, mientras que los de antena están en la parte inferior central.

Mando a distancia

Funcional, podríamos decir, con acceso directo a Amazon Prime Vídeo y Netflix. Funciona por Bluetooth con lo que no habrá que andar apuntando al televisor. Teclado numérico, acceso a los ajustes, lista de canales, bajar y subir volumen, Teletexto, botones de colores típicos, el de retroceso, el botón MI para ir a la pantalla de su launcher Patchwall y poco mas.

No tiene botón mute, pero si estas en un volumen alto y mantienes el volumen – , hace que al segundo y medio mas o menos, se baje a 0. No me convence.

Tampoco tiene botón de subir o bajar canales, con un matiz, si tenemos el servicio HBBTV activado, esto es para tener la programación de los últimos 7 días o poder ver un programa desde el principio, si hemos llegado tarde, en la TDT, deberemos acceder a la lista de canales para cambiar de canal, pero si desactivamos esa función, por que no la usamos o por que lo vemos todo a través de una operadora, entonces podemos subir o bajar de canal usando la cruceta central.

Funciona con dos pilas tipo AAA.

Puesta en marcha

Su puesta en marcha inicial, no difiere mucho de cualquier otra televisión, a excepción de que contamos con una versión de Android TV, con lo que si queremos aprovechar todo su potencial, deberemos iniciar sesión con una cuenta de Google, como haríamos en un teléfono o Tablet. Además contaremos con actualizaciones, aunque tampoco sabemos que soporte le darán al televisor en un futuro.

Si queremos instalar los canales de TDT convencional, podemos hacerlo al inicio o a posteriori. En pocos minutos, habrá sintonizado los canales y podemos organizarlos a nuestro gusto fácilmente.

Android TV

Una de las grandes bazas con las que cuenta esta tele de Xiaomi es su sistema operativo, con el que podremos instalar numerosas aplicaciones para enriquecer aun mas la experiencia de uso.

Tenemos dos opciones, usar el panel por defecto de Android TV o usar el launcher PatchWall que Xiaomi a introducido para sus televisiones. Eso ya va en gustos y en ver con cual te encuentra mas cómodo a la hora de moverte por sus menús y de que manera te muestra los contenidos de las diferentes plataformas a las que estés suscrito y de las cuales tengas sus aplicaciones instaladas.

En ambas podemos organizar nuestras aplicaciones mas  menos al gusto.

Evidentemente podemos disfrutar del amplio catalogo de aplicaciones así como de algún juego, ya que aunque esta televisión no esta potencialmente hecha para jugar, tampoco va mal del todo con algún juego no muy exigente, pero deberemos conectar un mando para ello, ya que si no será muy difícil tener una buena experiencia. En mi caso, empareje un mando de Xbox, sin problemas.

El funcionamiento en general es fluido aun abriendo varias aplicaciones, si que en algún momento se ha llegado a notar algo «bloqueada», por lo que hacerle algún reinicio de vez en cuando para cerrar todo, no viene mal.

Red

En este apartado poco que objetar, tanto por cable como por Wifi, que tiene las dos bandas, 2.4 y 5 Ghz, han sido perfectas y no ha fallado en ninguna plataforma reproduciendo a 4K.

Multimedia

En el apartado multimedia, podemos utilizar sus USB para conectar un pendrive o un disco duro externo.

Los reconoce sin problema y reproduce cualquier contenido que tengas. Con películas en 4K pesadas de mas de 60 GB no he tenido ningún problema ni tirón en su reproducción.

Un punto negativo es la falta de un puerto grabador, sinceramente no he conseguido una aplicación para ese cometido y no se si se podría hacer, pero en otras marcas si que dispones de la opción de programar grabaciones de la tdt de forma nativa, al contrario que en este modelo de Xiaomi.

En el día a día, ¿merece la pena?

He notado que le cuesta arrancar bastante, en ocasiones mas de 12 segundos, algo que te hace dudar de si realmente le has dado bien al mando.

Respecto a su calidad de imagen, A ver, es una televisión que se ve muy bien, si tu llegas, la montas y la enciendes, con pocos ajustes, seguramente te gustara su imagen. Los videos en 4K se ven realmente bien y en general, incluso la TDT se ve bien.

Donde esta el pero?. Aunque tiene varios ajustes de tipo de contenido, brillo, etc, se queda algo justa. Le falta algo de luminosidad, recordemos que son 330 nits.

Os pongo los menús y diferentes ajustes de los que disponemos, tanto en imagen como en sonido:

Con estos ajustes no he conseguido ajustar la imagen en pruebas con diferentes patrones de colores, en comparación con otra televisión, evidentemente superior en precio.

Como vemos a partir del 92 por ciento y en el rojo aun mas, ya no se aprecian las diferentes tonalidades que representa cada rectángulo.

Sonido

En este apartado, nada nuevo con respecto a otras televisiones de este estilo, con poca caja para altavoces. Sin mas, de primeras algo pobre pero luego te habitúas a el. Tampoco se nota mucha diferencia entre los diferentes modos, básicamente por que no hay de donde sacar, e incluso con su ecualizador, tampoco tienes mucho mas. Agudos pobres, bajos aun mas, pero no es una critica a este modelo, si no prácticamente a todos, con lo que la compra de una barra de sonido con Subwoofer, se hace necesaria, sobre todo si queremos también poder ver videos musicales, por ejemplo, con un mínimo de calidad.

Accesibilidad

Otro apartado importante y que pocos miran es la accesibilidad. Si eres una persona ciega o con deficiencias visuales, con Android tienes un problema. Al igual que en los móviles, el intentar que el asistente de Google te entienda se hace tedioso. Instrucciones simples como «ve al menú principal», «menú configuración» o «abre Orange TV», hará que odies la voz del asistente y que encima no consigas nada. También la navegación por los diferentes menús de las aplicaciones, es mala, ya que no reconoce los diferentes botones, agrupando muchos de ellos. Esto no solo es de fallo de Android, si no de la adaptabilidad de las aplicaciones.

Si este es tu caso, te recomendaría ir a marcas como Samsung, que su asistente Bixby esta muchísimo mas integrado con el funcionamiento de sus menús.

Conclusión

Pues pese a las partes negativas de eta Xiaomi Mi LED TV 4S, es totalmente recomendable, siempre y cuando la compres a un precio rebajado, este modelo concretamente, se ha visto en precios que van desde los 350 a 400 euros, recordemos que su precio oficial son 549 euros. Si este es el precio al que la vas a comprar, te recomendaría mirar por poco mas algún modelo con mas luminosidad y mas ajustes de imagen. Por un precio inferior a 400, es un televisión totalmente recomendable, que no te va a defraudar y que vas a disfrutar de una imagen muy buena para ese rango de precio. Incluso a simple vista comparando con otras televisiones superiores, la calidad es buena y tan solo si somos muy sibaritas y nos metemos a fondo, le sacamos las pegas.

Además el añadido de disponer de Android TV para el tema de aplicaciones es un punto a favor, siempre y cuando no necesites de accesibilidad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here