Windows 10 empezó como una actualización gratuita que iba a mejorar nuestra experiencia con el ordenador, pero ha pasado a ser un problema para muchos usuarios.

Si bien que Microsoft uniera la palabra “gratis” al lanzamiento de la última versión de su sistema operativo fue algo revolucionario ha tenido una mala repercusión en la venta de ordenadores con esta nueva versión, ya que no ha sido tan alta la demanda con este nuevo sistema como se esperaba ya que muchos optan por actualizar su sistema en vez de cambiar de equipo como en otras ocasiones.

win10

Pero aquí lo que mas a «cabreado» es que la actualización fuese gratis no significaba que fuera obligatorio hacerla. De hecho, los de Redmond incluyeron un asistente gracias al cual los usuarios que se actualizaran desde Windows 7 y 8.1, y no quedaran satisfechos con el nuevo SO, podían arrepentirse y retroceder a su viejo sistema. A causa de la gran cantidad de problemas que han aparecido tras la actualización,  muchos habrían querido hacerlo y volver al sistema anterior pero muchos de ellos se encontraron  con el mensaje de que no es posible restaurar el sistema, no quedándoles otra opción que permanecer en Windows 10 o  tener que recurrir al formateo del ordenador para volver a instalar otra versión.

Muchos después de ver la cantidad de problemas que estaba acarreando el nuevo sistema optaron por bloquear dicha actualización, pero esto se está convirtiendo en una tarea cada vez más complicada y parece que los usuarios de Windows 7 y 8.1 se están empezando a quedar sin opciones para evitar Windows 10. Incluso se ha denunciado que a pesar de haber desactivado en su día la instalación automática de las actualizaciones , se estarían encontrando con que la notificación de Windows 10 no deja de aparecer. Pero eso no es todo si no que ademas muchas personas se han encontrado con que su PC se habría actualizado sin consentimiento del usuario y sin mediar en la actualización para nada.

win1002

Todo esto choca con la política de Microsoft, que en su blog oficial había dejado muy claro que se trata de una actualización opcional y que se podía especificar el deseo de no recibir notificaciones de la actualización de Windows 10 desde la pantalla de configuración de Windows 7/Windows 8.1. Así que con todo esto no es de extrañar que muchos usuarios hayan comenzado a cansarse de Windows 10.

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here