Analizamos una altavoz de JBL «portátil» ya que no es una altavoz típico para llevar por la calle, si no que es un altavoz para pequeñas fiestas en sitios al aire libre o donde los vecinos no puedan ser molestados.

Hablamos del JBL PartyBox On The Go, un altavoz de dimensiones grandes, 60 x 36.7 x 31.2 en centímetros y un peso de unos 7 kilos y medio.

Contenido

En la caja nos encontramos el altavoz, un micrófono y su funda, una correa para poder transportarlo, un manual y el cable de alimentación.

Especificaciones

Tenemos

  • una potencia de 100 vatios
  • conexión por bluetooth 4.2
  • Entrada de cable de audio de 3,5 mm F
  • Función karaoke
  • Show de luces
  • Micrófono integrado
  • Batería recargable con 6 horas de autonomía

Tiene certificación IPX4 a prueba de salpicaduras y entradas de micrófono, guitarra, USB y entrada de lineal.

Diseño

En la parte frontal tenemos la rejilla del altavoz, en los laterales lleva unas tapas de plástico rayadas con la marca impresa, la parte trasera es de cuero un poco acolchada y tenemos una tapa para el USB, la entrada de línea y el conector para su carga.

En la parte superior es donde tenemos todos los controles de este JBL Partybox, que para verlos correctamente nos henos de situar en la parte trasera, a modo de disc jockey, con el altavoz hacia el exterior.

Tenemos de izquierda a derecha, un botón BASS Boost con dos modos de refuerzo de graves, una entrada de micrófono por cable, los botones de volumen, pista+/- y Play/pause, luego varias ruedas con el volumen de micrófono, eco, agudos, graves, volumen de guitarra y bajos. Seguimos con los leds de indicación de carga, botón de encendido, botón de emparejamiento bluetooth, modos de luces frontales y la entrada de guitarra.

Tenemos una ranura en la que poder apoyar nuestra Tablet o móvil y por ejemplo usarlo para la función karaoke y poder ir viendo la letra de la canción.

Funcionamiento

Pues como ya he dicho, se trata de un altavoz para pequeñas fiestas, con un volumen increíble y un sonido bueno. Ideal para pequeñas fiestas, karaoke o si nuestra afición es tocar la guitarra, nos valdrá a modo de amplificador.

La conexión con un móvil o Tablet es rápida y en pocos segundos tendremos nuestra música sonando por el JBL Partybox con muy buena recepción.

En cuanto al sonido, volumen no le falta pero, las ruedas de agudos y graves que lleva solo influyen en el micrófono. A diferencia del botón de BASS que si que se nota un par de configuraciones con graves mas potentes, los agudos, da los que da, y da igual que giremos la rueda, no notaremos diferencia, al igual que la de graves. Con lo que a mi parecer, en cuestión de agudos en ocasiones se queda «pobre» y le falta brillantez.

Otro punto es la iluminación, que podemos varias en varios modos dando un toque mas fiestero al ambiente. Eso si, van a su rollo y no llevan un patrón según la música.

Las entradas de micrófono nos puede vales si ya tenemos uno por cable y lo queremos conectar al Partybox y lo mismo con una guitarra, con lo que las posibilidades aumentan y podemos ampliar los cantantes. La conexión del micrófono por bluetooth es instantánea, y en el micro veremos el nivel de batería y el canal al que se conecto por si tenemos varios.

En el panel superior tenemos los agudos y graves, que ahora si, hacen su función en nuestra voz, así como la rueda de «echo», que hará ese efecto de eco, una sensación parecida a escuchar voces en una iglesia.

El micrófono no usa batería recargable, funciona con dos pilas AA que se colocan desenroscando la parte inferior de este.

Para llevarlo nos ofrecen una correa ajustable que engancharemos en unas argollas que tiene en la parte superior y que también sirven por si queremos colgarlo en algún lugar. También lleva un par de gomas en la parte posterior.

Con la entrada USB podemos tener nuestra lista de reproducción preparada y no estar pendiente del móvil a la vez que ahorramos batería. Una batería que según JBL nos dará para 6 horas de reproducción pero que en la practica justamente llega a las 4, mas aun si usamos las luces, micro, etc. Con algo mas de 3 horas de carga, tendremos el altavoz listo para su uso.

Opinión y precio

Es un altavoz potente con el que volumen no va a faltar, además con el sistema Bluetooth true wireless podemos ampliar el número de altavoces compatibles con este sistema.

Quizás algo falto de agudos en algún momento pero en general buen sonido equilibrado. La opción de los micrófonos y guitarra le da mucho juego a la hora de pasar un rato divertido o poder usarlo para nuestros pinitos con la guitarra en casa.

Un altavoz capaz de llenar una sala grande, con buen acabado y buenos materiales, algo que JBL sabe hacer desde hace mucho tiempo. Si buscas un altavoz de este tipo, este JBL Partybox On-the-go es buena opción siempre y cuando estés dispuesto a gastarte los 329 euros que vale en su web

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here