Está claro que la gama media es un terreno que todos quieren conquistar y este modelo que analizamos hoy, es una clara apuesta de Samsung por intentar no perder su cuota en esta franja, el Samsung Galaxy A52 5G, es una apuesta que si bien esta en precio un poco por encima de su competencia, nos ofrece la fiabilidad y el equilibrio que Samsung sabe dar.

Unboxing

Nos encontramos con una caja sencilla, con la imagen del producto, pero que no desvela sus características, algo que veo interesante, para poder ver por lo menos lo más básico a simple vista.

Dentro nos encontramos con lo básico, tirando a lo justo. Smartphone, cable USB y cargador, guía de inicio rápido y pincho para la bandeja de las Sim. Auriculares y funda, se echan en falta.

Vamos a darle un repaso a sus especificaciones principales.

ModeloSamsung A52 5G
AndroidVersión 11( One UI 3.1 )
ProcesadorSnapdragon 750G 5G
PantallaSuper AMOLED 6,5″
FullHD+ (1.080 x 2.400 px)
407 ppp, 120 Hz
Memoria6/8 GB y 128/256 almacenamiento (microSD hasta 1 TB) en negrita la unidad probada.
Cámara delanteraPrincipal: AF OIS de 64 MP f/1.8
Gran Angular: 12 MP FF f/2.2
Macro: 5 MP FF f/2.4
Profundidad: 5 MP AF f/2.4
Cámara Trasera5 Mpx
Conectividad5G LTE, Bluetooth 5.0, WiFi  802.11 a/b/g/n/ac (2.4G+5GHz), USB tipo C, Jack de auriculares. NFC
GPS, Glonass, BeiDou, Galileo

Dimensiones

Peso

159,9 x 75,1 x 8,4 mm
189 g
Batería4.500 mAh + carga rápida 25 W
OtrosLector de huellas en pantalla, IP67, dual SIM, Dolby Atmos, Altavoces estéreo AKG

Diseño

Estamos ante un móvil bien diseñado, ligero pero robusto a la vez. Si que es cierto que para muchos usuarios, el plástico no es de su agrado, pero está bien terminado y encaja perfectamente con el resto del cuerpo. Un acabado suave y libre de huellas, con un módulo de cámaras que destaca en su parte trasera, ya que el resto es completamente liso.

En las opiniones que recojo a mi alrededor, habido de todo tipo, a quien le gusta y a quien le parece que, por lo menos en este color violeta claro, le da la sensación de móvil barato.

Como siempre, tendremos tantas opiniones, como usuarios, pero no hay duda que el Galaxy A52 es un terminal con unas líneas muy pulidas y agradable en la mano.

Algo a destacar es su certificación IP67, que nos brinda resistencia frente al agua y polvo. De todas formas, aunque en principio esta resistencia debería protegerlo de inmersiones de hasta un metro en agua dulce, recordemos que la garantía no cubre daños por agua, con lo que mejor no bañarnos con él y tan solo saber que por lo menos en caso de accidente, tendremos la posibilidad de que salga intacto. 

Por lo demás, tenemos un frontal con una pantalla de 6,5 pulgadas de la que luego hablaremos, con una cámara frontal en su parte superior, centrada y con unos bordes, en esta ocasión en brillo.

En la parte izquierda no tiene nada y en su parte derecha, como en la mayoría de Samsung, los botones de volumen y encendido. En su parte superior tenemos la bandeja de la doble Sim o una Sim y MicroSD, en la parte inferior, la toma USB tipo C ,la salida de auriculares que aún conserva este modelo y el altavoz, que además cuenta con otro en la parte superior, entre el marco y la pantalla.

Pantalla

En este apartado tenemos tres características que ya nos ponen en situación de ver que estamos ante una pantalla de las que Samsung nos tiene acostumbrados, SuperAMOLED, Full HD+ y 120 hercios, con los que se consigue una fluidez excelente.

A nivel de brillo en exteriores cumple sobradamente y la respuesta del brillo automático lo hacen con solvencia.

Por supuesto que no es la mejor pantalla de Samsung, pero para esta gama, estamos ante un excelente panel.

Sonido

Contamos con dos altavoces, uno entre el marco y la pantalla, muy disimulado y otro en la parte inferior. El sonido es alto y bastante claro, con volumen suficiente y sobre todo si ponemos el móvil en horizontal tenemos un sonido equilibrado en potencia entre los dos altavoces, algo que no siempre ocurre y en general tenemos más potencia en el inferior.

En este aspecto cumple con solvencia.

Rendimiento

Con Android 11 bajo One UI el sistema se mueve sin ningún lag, con bastantes opciones de configuración, Samsung va consiguiendo una capa muy completa y sin llegar a lastrar para nada el terminal.

Ahora esperemos que Samsung le de esos 3 años de soporte que mencionan en sus nuevos terminales.

Su rendimiento está fuera de dudas, el Qualcomm Snapdragon 750G es uno de los procesadores que mejor rinden y se nota. Si a eso le sumamos los 8 gigas de memoria RAM que monta la versión que he probado, no tendremos ningún problema en aplicaciones pesadas o en juegos con gran demanda de recursos.

En el apartado del desbloqueo, sigo pensando que el lector de huellas en pantalla, sigue sin estar bien del todo, y prefiero cualquier lector, bien sea en la parte trasera o en los laterales de los tradicionales. 

El facial, tampoco es todo lo bueno que se espera y a mi por lo menos, me ha fallado en bastantes ocasiones.

Batería

El Samsung A52 5G lleva una batería de 4.500 mAh y teniendo en cuenta su pantalla de 120 hercios, eso se nota y con un uso intensivo llegaremos al final de la jornada, a veces un poco justo, pero lo normal es que aguante.

Con su carga de 25W se podría recuperar rápidamente pero el cargador incluido es de 15W, y con él conseguiremos recuperar sobre el 50% en unos 40 minutos y algo más de 95 minutos para su carga completa, eso sí, con el terminal encendido.

Cámara

Empezaremos por la aplicación de cámara, nada nuevo si ya conoces Samsung. Tenemos los modos Diversión, captura única, Foto y Video como accesos directos y luego en la pestaña “más”, entramos en varios modos, como el nocturno, el pro, retrato, etc.

Estamos acostumbrados a encontrar en los teléfonos Samsung, cámaras muy solventes y en este caso no es menos. Además contamos con un estabilizador OIS. 

El sensor principal cuenta con 64 mp, pero solo si accedemos en la parte superior y seleccionamos esa opción, obtendremos la mayor resolución, si no, serán a 16 mp.

 Las fotografías obtenidas gozan de gran nivel de detalle, en ocasiones algo saturadas, en el modo macro también está bien conseguido y aunque muchos preferirían un teleobjetivo, dependiendo tus gustos, consigue buenos resultados.

Con el gran angular también se consiguen buenas fotos, pero aquí, sí que serán mejores cuanto mejor sea la luz. El HDR funciona muy bien ajustando esas diferencias de luz en la imagen.

Contamos con modo nocturno para esas escenas con poca luz, pero he de decir que ya en modo automático, ajusta bastante bien la entrada de luz y no encontramos tanta diferencia de un modo a otro.

Os dejo algunas imágenes tomadas con el Samsung Galaxy A52 5G y el enlace a las imágenes originales.

En el apartado video se incluye la posibilidad de grabar en 4K a 30fps y también en este apartado la estabilización y el modo pro ayuda.

Conclusión

Nos encontramos ante un móvil digno de la gama media, que si bien cuenta con un precio algo por encima de alguno de sus competidores cercanos, contamos con una gran fiabilidad.

Con un rendimiento genial, una pantalla posiblemente de las mejores en este segmento, un sistema que aunque no guste a todos, lo van puliendo y es muy fluido, unas cámaras buenas y en su conjunto, un terminal muy equilibrado.

El tema desbloqueo, no es malo pero tampoco es de 10, el facial me falla en bastantes ocasiones y el lector de huella en pantalla, no me termina de convencer, pero no solo en este, en todos los que he probado.

El diseño pues nunca llueve a gusto de todos y para algunos el plástico trasero no será algo de su agrado. Pero he de decir que al principio me chocó y luego entre el tacto que tiene, lo limpio que es y la ligereza que le aporta, acabó gustándome.

El precio parte desde los 449 euros de la versión con 6GB de RAM y 128GB de almacenamiento, además de la MicroSD que se puede poner, eso sí, sacrificando entonces la doble Sim.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here