Durante el PlayTime 2018  que está teniendo lugar en Alemania, Google ha anunciado el lanzamiento de un nuevo sistema que facilitará a los desarrolladores la actualización de sus aplicaciones. Esta nueva API se llama «In-app Updates API».

Según la propia Google, la forma en que se han publicado y distribuido las aplicaciones de Android hasta la fecha deja espacio para mejoras en todas clase de áreas, desde la experiencia de usuario hasta la velocidad y estabilidad de las apps. Esta nueva API quiere acabar con todo esto.

API pensada pero teléfonos con poca memoria

API Google Play

Podemos sacar la conclusión de que Google quiere conseguir que las actualizaciones lleguen antes y a todos los usuarios. Personalmente, tengo las actualizaciones automáticas activadas, pero muchas veces las actualizaciones no llegan o están esperando no sé a qué.

El funcionamiento de esta API es muy simple. Cuando el programador haga un mejora en su aplicación, podrá hacer que esta actualización le salga en el momento a los usuarios. El usuario tendrá dos opciones: actualizarla desde ahí o ir a Google Play y actualizarla. Si decide actualizar inmediatamente, aparecerá una interfaz dentro de la app, como una barra de progreso, para que el usuario entienda que algo está pasando y pueda saber cuánto queda.

Una vez descargada, el usuario podrá elegir si prefiere instalarla en el mismo momento o si prefiere hacerlo más tarde, cuando no esté utilizandola. De elegir esta opción, cuando el usuario cierre la aplicación, se aplicará la actualización descargada sin afectar a la experiencia de uso.

Concluimos diciendo Google Chrome es la primera aplicación que probará esta nueva API. El resto de desarrolladores tendrán que esperar todavía. El proceso de implementación de esta API, apuntan desde Google, es muy sencillo, estándar y funciona con cualquier tipo de aplicación.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here